Adapte su sistema de videovigilancia a la Ley Orgánica de Protección de Datos para una mayor seguridad y eficacia

Como explicamos la semana pasada, tenealive, la solución de videovigilancia y domótica lowcost de TENEA, ha creado packs pensados exclusivamente para las empresas, para aquellas personas que quieran disfrutar de los beneficios de la videovigilancia y la domótica también en su negocio.  

Si queremos contar con un sistema de videovigilancia y domótica en nuestro local, debemos seguir una serie de recomendaciones para adaptar nuestra instalación de videovigilancia a la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD) 15/1999, pues al tratamiento de la imagen personal de un individuo hay que aplicársele dicha normativa, que nos obliga a garantizar tanto la seguridad de nuestra empresa como la protección de datos personales, es decir, la privacidad de las personas que aparecen en las imágenes captadas por el sistema de videovigilancia. Y es que  la videovigilancia supone casi 30 de cada 100 resoluciones sancionadores emitidas por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), siendo el ámbito con más sanciones e infracciones.

En primer lugar, y conforme al artículo 12 de la LOPD sobre el acceso a los datos por cuenta de terceros, tanto el encargado y el responsable  del tratamiento de estos datos deben firmar un contrato con el contenido de dicho artículo. Previo a la firma, el contrato debe enviarse a la AEPD. Además, como ya comentamos en otra ocasión, las cámaras colocadas en los accesos a nuestra empresa no deben grabar ni vehículos ni peatones. Dentro de nuestro local o negocio, los trabajadores tendrán derecho a saber de la instalación de cámaras de videovigilancia con previo aviso y de su lugar exacto de colocación. En cambio, no deberán estar visibles para los clientes del establecimiento. Tampoco deberemos usar los datos obtenidos a través de las grabaciones para realizar estudios de mercado o de consumo. Por último, debemos tener presente que no podemos proporcionar las imágenes a una tercera persona salvo que exista una cobertura legal para ello, pues las grabaciones sí podrán utilizarse como prueba en un proceso judicial si éstas cumplen todas las garantías legales. De aquí por tanto la vital importancia de que los sistemas de videovigilancia en nuestra empresa cumplan con lo establecido con la Ley. Adaptándose a la legislación conseguirá no sólo un sistema de videovigilancia más eficiente, sino también más seguridad para su empresa.

En este sentido, un sistema de videovigilancia que se adapte correctamente a la normativa nos asegurará una mayor cobertura de seguridad para nuestro negocio, ayudándonos a prevenir delitos tanto externos como internos. Con la videovigilancia podremos evitar no sólo robos de gran valor material y económico, sino también la extracción física de datos de carácter confidencial para nuestro negocio. La videovigilancia le brinda numerosas opciones para este cometido.