La videovigilancia y la domótica mejoran la seguridad y la calidad de vida de las personas dependientes

Cuando se trata de mostrar las diferentes aplicaciones y funcionalidades de la domótica y la videovigilancia, es frecuente que acabemos refiriéndonos exclusivamente a la comodidad y seguridad que supone tener un sistema domótico en nuestro hogar, puesto que nos ayudará en las tareas cotidianas o nos permitirá saber en todo momento si nos hemos dejado alguna entrada abierta. Sin embargo, no reparamos en otros numerosos beneficios que puede aportar a la sociedad en su conjunto, sobre todo en lo que refiere a otra de las características de esta tecnología, la accesibilidad.

Uno de estos casos es el de los enfermos de Alzheimer. Siendo una enfermedad neurodegenerativa, hace que quienes la sufren sean cada vez menos autónomos y autosuficientes y, en consecuencia, más dependientes. Es aquí cuando entra en escena la utilidad de la domótica, pues les ayudará a realizar acciones básicas, como  encender y apagar las luces, subir y bajar las persianas o abrir y cerrar el grifo, que les pueden resultar complicadas.

Otro aspecto a destacar es la localización permanente, sobre la que ya hemos hablado en alguna ocasión, de gran ayuda para los ancianos que viven solos y fundamentan para los afectados de esta demencia. En el primer caso resulta útil para prevenir incidentes, como por ejemplo caídas, en el segundo puede ser de vital importancia a la hora de buscar a un ser querido que se haya perdido. La tranquilidad que esta funcionalidad aporta es muy beneficiosa también para los cuidadores de estas personas. No es de extrañar pues que las tecnologías domóticas estén cada vez más presentes en residencias y centros geriátricos. Muchos de ellos ya se están construyendo actualmente con filosofía domótica para que incorporen totalmente esta tecnología en su funcionamiento. En estos lugares, además, encontramos la videovigilancia, compañera en muchas ocasiones de la domótica.

Dado el enorme potencial de la domótica en la ayuda a personas dependientes y en especial a aquellas con Alzheimer u otro tipo de demencia, el Centro de Domótica Integral (CeDInt) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y la Fundación Alzheimer España (FAE) firmaron un acuerdo de colaboración en 2012 para el avance en la investigación y el desarrollo de la domótica asistencial aplicada a este entorno.

Como vemos, la domótica y la videovigilancia juegan un papel primordial a la hora de mejorar el día a día, la seguridad y la calidad de vida de estas personas. Sin embargo, la instalación de estos equipos y sistemas suele ir acompañada de un gran esfuerzo económico, a lo que TENEA quiere poner remedio a través tenealive, su solución integrada de videovigilancia y domótica low cost.

Tenealive permite disfrutar al mismo tiempo y a un precio muy competitivo de las ventajas y funcionalidades de la domótica y la videovigilancia antes mencionadas, accesibles tanto para residencias, centros geriátricos o particulares con personas dependientes a su cargo. Así, con nuestras cámaras IP de interior y exterior podrá controlar todo lo que pase tanto fuera como dentro de su hogar o centro residencial. Tanto nuestras cámaras IP como nuestros sensores están equipados con detección de movimiento, que le avisarán tanto de presencias inesperadas en su centro geriátrico o en su casa como la misma ausencia de movimiento, puesto que ambas informaciones son complementarias y fundamentales. Por otro lado, nuestros sensores también le avisarán si hay alguna puerta o ventana abierta o mal cerrada. Además, el usuario podrá apagar o encender cualquier dispostivo.